Archivo | febrero 2014

No me gustan las fotos!!!

Hoy en la mañana me desperté con cierta inspiración y me dio por poner un post en mi face: hablando sobre las fotografías.

Desde que recuerdo no me gusta que me tomen fotos, y la razón es super sencilla: no salgo bien, creo que la novia de Drácula sale mejor que yo.  Así que durante mucho tiempo evité que me tomaran fotos y mejor las hice yo, una ayuda muy buena porque a no ser que yo haga las fotos nadie más las haría y por supuesto no salía en ellas. Pero un día en los que dejé vagar mi mente llegué a la conclusión de que podría tener recuerdos gráficos maravillosos con las personas que quiero, no importa que no me guste cómo me vea lo mejor es que estaría con las personas que quiero; además de que esas imágenes me dan un extra que también me gusta mucho pues me traen un sin fin de recuerdos que rodearon la fotografía no sólo el instante que quedó capturado.

Así que haciendo a un lado mi “fobia” me prometí dejar a un lado ese rechazo a las fotos y así poder tener unos lindos recuerdos, como la foto en la que, aunque no me gusta cómo salgo, estoy con una bella e increíble mujer y de la que presumo orgullosamente llamarla Mamá; también está otra en la que pudimos reunirnos 4 generaciones: Mami L., Granny, Mamá y Miniterroristas.

Maravillosos recuerdos que puedo atesorar y verlos cuantas veces quiera. Gracias Daniela Pacheco por la foto con mi Mami.

Con mi Mamá

Con mi Mamá

Cuatro generaciones juntas

Cuatro generaciones juntas

 

Son los mejores!!

Estos días mi Chaparro nos ha subido al cielo cada vez que nos dice que somos los mejores padres del mundo;  no importa que me lo haya dicho por la mañana, si por la tarde me lo vuelve a decir me vuelvo al cielo.

Claro que mi curiosidad pudo más y tuve que preguntarle porqué decía que somos los mejores papás del mundo y su respuesta fue muy sencilla: “porque siempre hacen lo que quiero” ZAZ! como en las películas me pasaron por la mente los “recoge tus juguetes”, “apaga la dichosa tablet”, “vente a bañar” y un largo etc! Aunque también recordé su emoción cuando le digo que vamos a comer pasta con meat balls (albóndigas), o que hay donut con chocolate para merendar saliendo del colegio, etc.

Así que me asombra que mi pequeño Terrorista haga a un lado todo lo que le decimos que tiene que hacer para recordar todo lo que es bueno para él.  Bendita niñez, quisiera volver a ser niño!!!

También he recordado que una vez leí algo sobre gritarle a los hijos y desde hoy, luego del último “son los mejores papás del mundo y los quiero mucho” del día antes de dormirse, me he prometido procurar no gritarle a mis Enanos, aunque hagan hasta lo imposible por acabar con mi paciencia (y mira que saben cómo hacerlo). A partir de ahora a gritar menos y a dar más besos y abrazos!

 

En camisa de once varas

Como dicen en mi pueblo, este tema es meterse en un buen lío si quieres opinar y lo que digas no le cae bien a alguien, pero es algo que cada vez que veo una noticia sobre el tema me preocupa y me hace preguntarme qué puedo hacer para cambiar algo? servirá si pongo mi granito de arena??

Violencia de género. (Vaya término pijo/fresa para definir el maltrato que muchas mujeres sufren en el mundo, y que conste que también se dan casos contrarios: hombres maltratados por una mujer y no por ser los menos son poco importantes) Una lacra tan grande que se han tenido que hacer leyes para intentar protejer a esas mujeres y a los niños que quedan atrapados en esa vorágine. Leyes que en la práctica han demostrado que son bastante ineficaces: en muchas ocasiones con todo y que un juez ordene que el maltratador no se acerque a ellas, terminan muertas, eso en el caso de que se presente una denuncia y ésta llegue a juicio. Creo que urge mucho un programa educativo que se imparta no sólo a los niños y jóvenes que han sido víctimas de maltrato, sino a todos los niños y jóvenes; y que conste que me refiero tanto al género masculino como femenino.

Es un fenómeno que debería de avergonzarnos a todos en general y del que deberíamos de preocuparnos, principalmente, las mujeres: tenemos el deber de educar a nuestros hijos para que ellos no comentan ese crimen en un futuro; tenemos la obligación de enseñarles que la violencia es algo muy malo que tarde o temprano termina alcanzándolos. Creo que nuestra obligación como madres es enseñarles a respetar a todos y no permitir que hagan lo que ellos quieran sin que les pongamos límites.

Así que mi granito de arena para inentar ayudar a cambiar la situación consiste en que día a día le enseño a mis hijos, también a mi hija,  que no es bueno pelar, gritar o decir “malas palabras” a nadie, que si no les gusta que les peguen, les griten o les digan “malas palabras”  no deben de hacerlo a los demás. Que porqué incluyo a mi pequeña? porque ella también tiene que aprender a respetar a los demás para que cuando le toque eduque a sus hijos con los mismos principios.

Aprender a leer

Estos días que no me he aparecido por aquí ha sido porque me puse a hacer las tarjetas para ayudar a mi Chaparro a leer, fue genial  tener unas deliciosas vacaciones  sin tener que ocuparme de hacer tarjetas. Sí ya sé que me dirán que tiene su libro, pero resulta que es bastante inteligente y algo mañoso: si lo pones a leer las mismas frases se las aprende de memoria y las recita cual perico sin leerlas.

Así que me puse a la tarea de hacerle tarjetas para poder cambiar el orden de las palabras y las frases de su libro: las puedo barajar para que no tengan el mismo orden, y funcionó 🙂 mi pobre Chaparro no puede hacer trampas y tiene que leer lo que ponen las tarjetas. Lo  peor de todo esto es que mi hijo me dice que no sé escribir!!! Y todo porque el tipo de letra que le están enseñando es una mezcla entre la letra de molde y la manuscrita.

Así que termino este post porque tengo que continuar haciendo tarjeras…