Cocina

No sé cómo tomarme esto

de no dormir bien. Desde el sábado mi Chiquita está con gripe: mucha tos, mocos y algo de fiebre, así que comienza durmiendo en su cama pero termina en la nuestra. Claro que eso significa que no duermo bien porque me despierto cuando la escucho quejarse o toser.  Hoy en la mañana me costó mucho despertar porque pasamos una mala noche, pero con todo salimos a tiempo para llevar al Chaparro al cole y regresamos a seguir pegando “pegatinas” en su libro: mamá con un sueño y más ganas de dormir que de hacer nada.

Así que luego de llevarla a dormir su siesta comencé a quebrarme la cabeza para ver qué hacer para comer. La solución: pasta con carne picada y como no tenía mucho tiempo, lo confieso, usé tomate frito envasado al que le cambié un poco el sabor al ponerle albahaca. Al servirla mis hijos pidieron crema y queso, así que les di crema baja en grasa, pero  no porque el envase dijera eso, si no porque la hice con queso cottage y yogourt natural. Va la receta (Pao aquí la tienes para que te acuerdes):

      1 vaso de yogourt natural sin azúcar

      queso cottage

     En la licuadora poner el yogourt y con el vasito medir la misma cantidad de queso. Licuar y listo, ya tenemos crema baja en grasa y con un rico sabor.

Lo mejor de todo es que mi Chaparro me dijo que le encantó la pasta, que estaba riquísima.

Será que la falta de sueño hace que cocine mejor????

Redimiéndome un poco

Sí, lo confieso, soy de lo peor!!!  Hace muuuucho tiempo le prometí a mi gran amiga Paola que le pasaría esta receta para que aprovechara todos los plátanos que le dan los árboles de su casa y que cuando la he hecho me ha quedado para chuparse los dedos. Pero por X o Y, se me ha olvidado hacerlo, así que hoy antes de que se estrelle un asteroide o haya elefantes rosas voladores la comparto.

Pastel de plátano

Ingredientes

2 1/2 tazas de harina

2 cucharaditas de bicarbonato

1/2 cucharadita de sal

150 gr de mantequilla

1 3/4 taza de azúcar

4 huevos

2 1/2 tazas de puré de plátano (aplastado con un tenedor)

1 cucharadita de estracto de vainilla

1/2 taza de chispas de chocolate

1 taza de nueces picadas

Preparación

Batir la mantequilla con el azúcar hasta que se disuelva el azúcar; agregar los huevos uno por uno sin dejar de batir, luego el puré de plátano y la vainilla. Cuando todo esté bien incorporado agregar los ingredeintes secos, las chispas de chocolate y las nueces, seguir batiendo hasta que todo se mezcle bien.

Vaciar la mezla en un molde y hornear a 200 grados de 50 a 60 minutos o hasta que un cuchillo salga limpio. Recordar que el tiempo de horneado dependerá de cada horno. Sacar el pastel y dejar que se enfrie antes de servir.

Pollo con pretzels

Wow esto de presumir mis inventos culinarios tiene cosas buenas: luego de ver a mis hijos comerlos se siente super que te pregunten cómo hacerlo, así que ahora les comparto esta receta que, modestia a parte, me quedó buenísima!!!

Debo aclarar que a mis inventos les pongo un poco de hojuelas de chile para que mi hijos se acostumbren a comerlo, después de todo también son mexicanos y por lo menos deben de probar a comer chile (claro que no saben que la comida tiene chile porque sino me salen con que no les gusta el chile y no se la comerían ).

Aclarado el punto comenzamos con la receta:

Pollo cubierto de pretzels

Ingredientes

10 piezas de pollo (enteras o tiras de pechuga)

400 gr de pretzels triturados (que no se hagan polvo para que se vean trozos en el pollo)

1/2 taza de crema/nata

2 claras de huevo o 1 huevo entero

2 cucharadas de mostaza dijon

1 cucharadita de hojuelas de chile

Sal

Preparación

Precalentar el horno a 180 grados. Lavar el pollo y escurrirlo muy bien. Mientras poner la crema/nata en un bowl, agragar las claras de huevo, la mostaza y el chile, remover muy bien hasta  que todos los ingredientes se incorporen. Pasar las piezas de pollo por la crema y luego por los pretzels triturados cubriéndolos perfectamente.

Una vez cubierto el pollo con los pretzels acomodarlo en una charola/bandeja para horno y hornear entre 35 o 40 minutos (el tiempo depende del horno que se tenga).

Una vez cocinados, servirlos con puré de papa/patata o con una ensalada

Consejo: si se usan tiras de pechuga se podrían servir con salsa de mostaza con miel.

Recetas

Hace un par de días mi querida amiga Thelma (as. la Niña)  me pidió que compartiera a través de este medio las recetas que hago para mis Chaparros, porque tengo que hacer circo maroma y teatro para lograr que coman verduras (aquí los pediatras dicen que es normal que no las coman y que están en esa etapa), creo que es algo que muchas mamás tenemos que hacer en algún momento de la vida de los niños. Y con esa petición me puso en un aprieto porque muchas veces termino cocinando con lo que me encuentro en el refri y muchas veces las cantidades son al tanteo; así que haré todo lo posible para poner cantidades medibles. Y si tienen cualquier duda con gusto se las respondo.

En fin, que la receta que les comparto es la última que he hecho y que encantó a mis hijos  (ojo, que tengo que esperar un poco para volverla a preparar):

Pasta con albóndigas

400 grs de pasta (la que prefieran los niños)

1 kilo de tomates o jitomates

2 cucharaditas de aceite de olivo

1/2 cebolla picada

2 dientes de ajo

1 taza de verduras congeladas

1/2 cucharadita de condimento italiano (orégano, tomillo albahaca)

1 cucharadita de knorr suiza o 1 cubito de ave cream

1/2 kilo de carne molida (picada) de pavo (si quieren pueden cambiarla por carne de cerdo)

1 taza de caldo de pollo o de carne

Pan molido (rallado) el necesario

Sal al gusto

Preparación

Poner a hervir agua y cocer la pasta según las indicaciones del paquete o como le guste a los niños. Una vez hecha ponerla en agua fría.

Mientras calentar el aceite, cortar en cuatro los tomates y ponerlos a freír con el aceite, luego de un tiempo se les puede quitar la piel, ya que están blandos poner la cebolla picada y el ajo. Cocinar por unos 10 minutos,  agregar el caldo y las verduras  congeladas. Cocinar a fuego bajo por 15 minutos o hasta que las verduras estén descongeladas y suaves. Licuar todo, volver a poner a fuego bajo y agregar la media cucharadita del condimento italiano y el knorr suiza o ave cream.

Poner la carne en un recipiente, agregarle el resto del condimento italiano y mezclarlo bien. Ir agregando poco a poco el pan molido (rallado) hasta que se puedan formar las albóndigas y no se deshagan. Una vez que se hacen todas las albóndigas se pone un poco de aceite en un sartén y se sellan todas las albóndigas (esto es para que no se deshagan en la salsa). Ya que se terminaron de sellar todas las albóndigas se ponen dentro de la salsa para que se terminen de cocinar; esto dependerá del tamaño de las albóndigas.

Dependiendo del tipo de pasta, se puede poner la pasta en la salsa o servir la pasta y encima la salsa.

CONSEJO: Para no usar mucho aceite uso sartenes y cazuelas de teflón y con eso se reduce el uso de aceite.

 

Y de cocina qué??

Bueno, pues les puedo contar que el año pasado descubrí la serie de Tefal “Ingenio” y quedé encantada con los productos que tengo. A parte de que puedo cocinar lo que se me ocurra y no ponerle aceite me encantan porque las puedo guardar mejor ya que no tienen asas ni mangos, cada uno ha traido un mango de quita y pon que lo hace más fácil.

Otra cosa que me gusta mucho es que al no tener mango/asa mis pequeños miniterroristas no corren peligro de tirarse la cazuela encima por accidente.