Muchos recuerdos

Ayer por la tarde nos fuimos a visitar el Pueblo de mi Mamá: Taxco. Yo le digo pueblo para darle lata, pero oficialmente es un Pueblo Mágico, así que mi Mamá ya no me pudo repelar por decirle pueblo, jeje  ;).

Desde que íbamos de camino comenzaron a asaltarme muchos recuerdos de todas las veces que fuimos en coche o en autobús. Antes de que, por fin, terminaran la autopista el viaje era toda una odisea por la cantidad de curvas que había y que inevitablemente hacían que los pequeños termináramos jugando a las gomitas!  Tengo muchísimos recuerdos bellos de ese pueblo hermoso: ahí estaba la casa en la que me sentía muy segura y querida, y en dónde me gustaba pasar todo el tiempo posible; un lugar en donde podía salir a jugar a la calle sin temor de que me pasara nada, los juegos que organizaban los mayores y que incluían a los pequeños, etc. Por otro lado, también me trajo recuerdos tristes porque ya no está mi Papi, y sobre todo porque ya no es el lugar que solía ser: ya no se puede salir y caminar tranquilamente por cualquier calle por temor a que te asalten, mucho menos se puede dejar que los niños jueguen tranquilamente en la calle. En fin, que este par de días fueron una mezcla de sentimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *