Vaya suerte la mía!!

Hoy quisimos ir a casa de La Flaca a partir la rosca de Reyes. Así que luego de un rato en el que mis hijos volvieron loco al Sony (el micro perro de Lau) llegó el momento que todos estábamos esperando: comer rosca. Lau fue la que comenzó a partirla y la primera en sacar uno de los muñecos, luego me tocó ayudar a mis hijos con el cuchillo, dos veces a cada uno, y nada, ninguno se sacó el muñeco. Cosa de que me toque a mi cortar mi pedazo y ZAZ!  me sale el dichoso muñeco; el problema no es que me haya tocado el muñeco sino que no me van a tocar los tamales!!!!!! 🙁

En fin, que ha llegado la hora de poner las cartitas de mis Chaparros para ver qué les traen los Reyes Magos. Espero que a todos les traigan lo que han pedido, por mi parte,creo que voy a tener china libre para portarme mal!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *